Blog

BLOG DE USUARIOS | Trabajosa victoria contra Siquinalá

Por: Eddy Rodríguez
 
Los partidos en el Armando Barillas nunca son cosa fácil para nadie, incluso ni para los propios locales. Para ganar allí hay que trabajar y sudar más de la cuenta. Una cancha difícil, dura y pantanosa, además de un calor sofocante que suele sobrepasar los treinta grados, hacen que un empate tenga tan buen sabor como el agua pura ante la sed apremiante. No digamos una victoria. Comunicaciones entiende de estas cosas mejor que ninguno, y por eso hoy se partió el lomo a cada minuto y en cada pedazo del campo para conseguir una victoria que amplía su ventaja en el liderato.

Cuando el partido recién empezaba Lombardi tuvo una clara ocasión para abrir el marcador, merced de una de las varias emboscadas que Bladimir Díaz protagonizó. El colombiano se metió hasta al área chica a base de regates, luego sirvió atrás donde llegaba Lombardi, pero este se engatilló con el balón entre las piernas. Era solo un aviso de lo que se vendría poco después.

Al minuto nueve Bladimir Díaz encaró nuevamente la banda izquierda, tiró un centro al segundo palo, donde apareció Oscar Mejía para conectarlo de cabeza ante un Moscoso demasiado indeciso. El balón flotó como un fantasma errante por el área chica y allí apareció en solitario el otro Mejía, Carlos, para empujarlo de cabeza y poner el cero a uno a favor de Comunicaciones.

Siquinalá procuró enseguida el empate, y la banda preferida para ello siempre fue la derecha, con Gálvez, Arrieta y Lemus capitaneando cada emboscada. El equipo naranjero consiguió el empate al minuto 33 gracias a que Luis Rosas se inventó un golazo dónde no lo había. Dominó de pecho el balón en el límite del área y con la portería a las espaldas; burló la llegada de Nicolás Samayoa con un sombrerito a la vez que acomodaba el cuerpo y entonces, antes de que el balón botara sobre la grama, sacó un zurdazo que perforó la parte angular del arco, pese a la estirada de Calderón.

El segundo tiempo inició con el partido emparejado a un gol por bando, y con ambos equipos tratando de tocar el balón en la medida de lo posible sobre un campo pantanoso. Comunicaciones era quien mejor lo hacía, quien trabajaba más duro y con mayor concentración, así que era cuestión de tiempo para que las ocasiones llegaran. Bladimir Díaz tuvo la primera, cuando se quedó solo en el área rival. Con el balón en sus pies, el delantero colombiano juzgó que el palo derecho era el lugar más indicado para apuntar, y precisamente ese palo le negó el gol devolviendo la pelota al campo.

Tan solo un minuto después, Maxi Lombardi daría la ventaja a su equipo con un golazo, de aquellos que hacen recordar al Lombardi de Cobán. El uruguayo entró al área con el balón pegado al pie derecho, se hizo de un espacio con un solo regate y aprovechó ese pequeño espacio para filtrar por ahí un gran disparo, un disparo violento que estiró al máximo las redes del arco naranjero.

Siquinalá, otra vez, se lanzaría desbocado en busca del empate, aunque ahora no podría organizar ninguna jugada de peligro auténtico, más que por incapacidad propia, por el trabajo serio y concentrado de la defensa crema. De modo que Comunicaciones lograría una nueva e importante victoria en su anhelo por mantener el liderato del torneo, un liderato que, por cierto, ha sido suyo desde la primera jornada.


Comentarios Facebook

Lo más visto

También te puede interesar

Redes Sociales

Perfiles Cremas

Historia

Videos

Avisos / Otras noticias

© CAMERINOCREMA · Todos los Derechos Reservados | Website por LaraWebs.com